Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

Día 5, Octubre de 2011


Instantáneas

Me he perdido el camino… llevo una vida perdiéndome lo importante
Sé dónde hay sembrada una sonrisa
En una catedral de aire he dejado una lágrima, anda perdida entre las notas de un violín
En los márgenes de un libro habitan verdades
Un pañuelo en una mochila amarilla… sigue siendo tanto
Un pájaro azul volando en la memoria

Memoria

Juegas todos los días con la luz del universo.
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.
Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día…

…como una catedral de aire, leve, se escapa de la mirada

…la palabra es un ala del silencio,
el fuego tiene una mitad de frío…

…un cuenquito está muriéndose, duele tanto

Hoy es hoy con el peso de todo el tiempo ido,
con las alas de todo lo que será mañana …
¿Por qué se me vendrá todo el amor de golpe
cuando me siento triste, y te siento lejana?

Es tan difícil enfrentar la noche sin la promesa de una tostada… sí, de mantequilla y miel… es tan difícil…

(Pablo Neruda)


Será que los pájaros azules
casi nunca suben a las montañas
tras un libro o tras un beso…

Anuncios

5 octubre, 2011 - Posted by | Mirando el Mundo | , , ,

8 comentarios »

  1. Para casi toda mi generación Neruda no es solo un referente, es algo más: una manera especial de sentir y de decir las cosas.

    El Neruda de las 20 canciones de amor me marcó una senda que no creo que llegue a abandonar jamás.

    Lo mejor de todo es que has tenido la sutileza de elegir, de entre toda la belleza de la obra de este autor, los poemas que mejor se dejan mecer por nuestras almas.

    es hermoso acercarse a tu blog, querido Juan.

    Comentario por Rey del viento | 5 octubre, 2011 | Responder

    • …y una canción desesperada… Del poeta de las entrañas, de las tripas, como yo, con toda mi pobreza, le llamo. No hay otro igual.

      Es fácil elegir entre sus líneas, tan fácil. Todas son de rojo intenso, de sangre, de latidos que conmocionan el instante… Y como instante, se evaporan, dejando la levedad en el aire.

      Volvemos al tiempo, mi querido amigo, al tiempo que se mide en latidos, en veces vividad; dolor, como tú proponías, tristeza, soledad inefable, amor entre las manos, fuego entre las manos… suavidades del alma y mil espinas también del alma… latidos siempre, no crees?

      Y una canción desesperada, siempre hay una canción desesperada. Es extraordinario que el rey viento cruce estas sendas.

      Gracias, mi querido amigo… hoy desde aquí, desde esta tierra cercana.

      Comentario por Juan | 5 octubre, 2011 | Responder

  2. Querido Juan… Neruda, adoro sus versos, rosas y espinas… la vida. Y no se me antojan tus palabras, los fragmentos de Neruda tristes, son tristes, soy triste mi amigo.

    Sabrás que no te amo y que te amo
    puesto que de dos modos es la vida,
    la palabra es un ala del silencio,
    el fuego tiene una mitad de frío.
    Yo te amo para comenzar a amarte,
    para recomenzar el infinito
    y para no dejar de amarte nunca:
    por eso no te amo todavía.
    Te amo y no te amo como si tuviera
    en mis manos las llaves de la dicha
    y un incierto destino desdichado.
    Mi amor tiene dos vidas para armarte.
    Por eso te amo cuando no te amo
    y por eso te amo cuando te amo.

    un beso

    Comentario por Nieves | 5 octubre, 2011 | Responder

    • Virtud o contrario, los dos Gemelos, la disyuntiva… pero en Neruda siempre se viste de hermosura.

      “Tal vez no ser es ser sin que tu seas…”, éste, éste es mi preferido… siempre.

      Un beso, Nieves

      Comentario por Juan | 7 octubre, 2011 | Responder

  3. Busco en mi armario de repertorios pobres
    algo con que distraerte
    un pedazo de conversación
    una noticia
    y no encuentro nada

    Nada me distrae de ti

    qué bonitos… tan bonitos

    Comentario por Nieves | 6 octubre, 2011 | Responder

    • Sí, son tan bonitos como un latido, como la música que reside ahí, justo ahí, levemente a la izquierda.
      Son de un ángel blanco.

      Comentario por Juan | 7 octubre, 2011 | Responder

  4. Hola Juan: Nos llevas hoy por una senda espléndida. Entre mis libros de cabecera se encuentra “20 poemas de amor y una canción desesperada” del poeta de poetas Pablo Neruda.

    Son de una belleza extraordinaria. Has hecho un escrito precioso, con la sutil belleza de su obra.

    “Me gustas cuando callas y estás como distante.
    Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
    Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
    déjame que me calle con el silencio tuyo.”

    Un abrazo.

    Montserrat

    Comentario por Tiempo de Nada | 6 octubre, 2011 | Responder

    • “…Aquí te amo y en vano te oculta el horizonte.
      Te estoy amando aún entre estas frías cosas.
      A veces van mis besos en esos barcos graves,
      que corren por el mar hacia donde no llegan…”

      Sí, mi estimada Montserrat, es extraordinario, sendas que acarician el alma. Si alguno de esos versos se llegó a tus caminos, este intento por recordarle ya habrá valido la pena.

      Un beso

      Comentario por Juan | 7 octubre, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s