Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

De las caricias…


“Deja rastro la caricia, la huella tibia y profunda en la memoria de la piel… suavidad del alma, tanto”



Anuncios

5 noviembre, 2011 - Posted by | Poesía Extraordinaria | , , , ,

8 comentarios »

  1. Es cierto Juan, incluso puedes seguirlo sintiendo durante el resto de tu vida; la caricia no necesita obligatoriamente del tacto.

    Bennedetti para mi generación lo supuso todo y más.

    Comentario por Rey del viento | 5 noviembre, 2011 | Responder

    • Sí, mi querido amigo, no en vano el órgano más amplio del que fuimos dotados es la piel. Debe ser que era el más importante, y el que más memoria alberga.

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 6 noviembre, 2011 | Responder

  2. Estimado Juan,

    Siempre que vengo a visitarte me haces regalos. Esta vez lo has hecho de la mano de un maestro. Y me has dejado la huella de las caricias, de las suyas, de las tuyas…Caricias que dejan poso en el alma.

    Gracias amigo!

    Un abrazo.

    Montserrat

    Comentario por Tiempo de Nada | 6 noviembre, 2011 | Responder

    • “Es por la piel secreta, secretamente abierta, invisiblemente entreabierta,
      por donde el calor tibio propaga su voz, su afán dulce…”

      Dejan poso, ese tibio calor en la memoria…

      Un beso, mi querida Montserrat. Tú también has dejado tu caricia aquí.

      Comentario por Juan | 6 noviembre, 2011 | Responder

  3. las caricias memoria en la piel y en los recuerdos despertando hasta los sentidos dormidos…

    suavidad del corazón y el alma…tanto como tus letras

    gracias por acercanos a este gran poeta de tu mano.

    besoss

    Comentario por Luna | 6 noviembre, 2011 | Responder

    • Sí, tanto, mi querida María Luisa… aún hay palabras a las que aferrarse.
      Gracias por tus huellas… ¡y no tardes en volver!
      Un beso

      Comentario por Juan | 7 noviembre, 2011 | Responder

  4. La caricia, ese punto de encuentro entre nosotros, ese espacio que se va minimizando hasta casi fundirnos en uno solo.

    Comentario por Palomilla Apocatastásica | 29 junio, 2012 | Responder

  5. En ese espacio donde ni lugar hay para el aire… donde se rompe el aire.

    Comentario por Juan | 30 junio, 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s