Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

Un tren ilustrado



Hay una estación de la esperanza
del verde tiempo clavado en la piedra
esperando

Hay un tren de vagones letrados
del rojo nombre recorriendo las sendas del alma
acariciando

Ahí, cautiva, me viaja la vida
rendida, dormida en un rincón de aire

Cuán lento se antoja el tránsito en esa vía
desde la curva del horizonte anochecido
Incierto el destino se imagina
deambulando junto al tiempo en el andén

Si de cerrada ventana viene el día
acierte el azar sus huellas
y en el pliegue de la página maestra
adivinen la ruta señalada

Ya se marcha la luna
y en la pequeña ventana ruega un suspiro
llorando
Pero en la vieja estación se sabe:
el verbo amanece siempre en la mañana
… soñando

Anuncios

23 febrero, 2012 - Posted by | De Texturas Inmediatas | , , , , , , , , , , , , ,

21 comentarios »

  1. soñando con ese sol que renueva cada mañana o la luna que nos sirve de guarida cada noche.. siempre hay un vagón en la vida disponible y trenes con diferentes destinos que nos provocan un despertar de sentimientos…

    un beso juan.. el mío me gustó que viniera a parar aquí en un momento de mi vida…

    Comentario por gOtaSmaR | 23 febrero, 2012 | Responder

    • Y siempre habrá una vieja estación donde reposar nuestras nostalgias en un tiempo de espera, o de transito… Y después, ese nuevo vagón, otro rincón de aire.

      Un beso, mi estimado vendaval, hoy reposado, cual brisilla cálida por una vieja estación…

      “Un tren detenido sobre el llano
      En cada charco
      duermen estrellas sordas
      Y el agua tiembla
      Cortinaje al viento…”

      Comentario por Juan | 25 febrero, 2012 | Responder

  2. Será el frío que te congela el aliento, pero por más frío que haga nunca podrá congelar tu alma.

    Comentario por Cat | 23 febrero, 2012 | Responder

    • Será el frío, mi estimada amiga, o será que…

      “Silban en los llanos
      Locomotoras cubiertas de algas…”

      Un beso

      Comentario por Juan | 25 febrero, 2012 | Responder

  3. “El verbo amanece siempre en la mañana soñando” qué bellas palabras las de este increible y maravilloso poeta.
    Un abrazo Juan

    Comentario por mercedesmolinero | 24 febrero, 2012 | Responder

    • Pues nunca me habían dicho nada similar, pero debo reconocer que tus palabras han sido todo un atracón para mi vanidad… Sí…

      “Entre el boscaje
      Las rosas deshojadas
      iluminan las calles”

      Gracias por esos pétalos brillantes.

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 25 febrero, 2012 | Responder

  4. Tu capacidad de estimular mi imaginación y mis más bellos recuerdos está intacta; amo los trenes y las estaciones solitarias, en largas esperas de resultados inciertos.

    Pero, en días como el de ayer, estos hermoso versos cobran otro sentido más trágico y rememoramos el dolor de personas que, al amanecer, solo deseaban llegar a un destino determinado y continuar sus vidas.

    También en España tuvimos unos trenes que durmieron para siempre al amanecer, por eso comprendo el dolor de tu maravilloso país por el accidente en la estación de Buenos Aires.

    Un abrazo en la distancia, querido Juan.

    Comentario por José Céspedes | 24 febrero, 2012 | Responder

    • Mi querido José, sólo ha sido una coincidencia, nada sabía de ese trágico accidente cuando recuperaba estos versos de mis cuadernos. Ahora, leyéndolos tras esa noticia, me provocan un cierto desaliento, una extraña sensación.

      “Una gotera viva
      Desangra las estrellas
      De cuando en cuando
      Las horas maduras
      Caen sobre la vida”

      En todos los lugares hay trenes que durmieron.

      Y no, no soy de esas extraordinarias tierras, soy de esta peninsula que tú mismo pisas, aunque yo no la pise demasiado.

      Un abrazo, mi estimado José.

      Comentario por Juan | 25 febrero, 2012 | Responder

  5. Un poema precioso, Juan, liviano como el alma, escurridizo como la imagen de un tren que se aleja.
    Un saludo,

    Comentario por annefatosme | 24 febrero, 2012 | Responder

    • Unas palabras preciosas, mi estimada Anne… como la imagen de un tren que se aleja…

      “En el boscaje oblicuo
      Se quedó mi canción
      Ultima lluvia
      La luna y el pañuelo
      Se secaban al sol”

      Mil gracias por tus deliciosas huellas…
      Un beso

      Comentario por Juan | 25 febrero, 2012 | Responder

  6. Juan, no había asociado tu poesía al accidente de ayer pero si me dio, como te he comentado, la sensación de algo que se escurre, en este caso, la vida, la salud. Lo siento de veras.

    Comentario por annefatosme | 24 febrero, 2012 | Responder

    • Ni yo. Nada sabía de esa noticia, ando algo (¿o un mucho?) desconectado del mundo en estos tiempos. Nada tienes que lamentar, pues, salvo lo que todos, que en un suspiro tantos sueños se durmieron. Que vuelen libres ahora camino de soleadas estaciones.

      Comentario por Juan | 25 febrero, 2012 | Responder

  7. Esos trenes,
    los de mil destinos,
    los palpados por mil manos,
    los clandestinos, trenes de tu patria,
    allá, debajo, asomada y tersa
    se despunta la cruz
    /del sur.
    Así de nuevo y con la postuma
    /alborada
    pasa roncando en los durmientes,
    ese tren, austral,
    que busca tu llanto y tu fragancia.
    Hace de la nostalgia, su próxima parada.

    Comentario por juancguerrerofraile | 24 febrero, 2012 | Responder

    • Pero en esta estación quedan muchas miradas…

      “Los ojos guardan algo
      Que palpita en la voz
      Sobre la lejanía
      Un reloj se vacía”

      Un placer recibirte en estas sendas, albergar las huellas de tus palabras.

      Gracias, mi estimado.

      Comentario por Juan | 25 febrero, 2012 | Responder

  8. Pero en la vieja estación se sabe:
    el verbo amanece siempre en la mañana
    … soñando

    ¡Bellísimo poema! caricias para el alma cuando el cuerpo duerme.

    Un abrazo querido Juan.
    Montserrat

    Comentario por Tiempo de Nada | 25 febrero, 2012 | Responder

    • Cuando el cuerpo duerme… aunque tú no duermes demasiado vistas tus horas. Ten cuidado con madrugar tanto, ya decía un poeta aquello de:

      “La luz de la aurora lleva
      Semilleros de nostalgias
      Y la tristeza sin ojos
      De la médula del alma…”

      Gracias por tus halagos, mi querida Montserrat.

      Comentario por Juan | 25 febrero, 2012 | Responder

  9. Sé que no es el lugar, pero vaya selección muchacho 😀 me refiero a lo de Sirenia claro, cuando me hablabas de melodías no esperaba una portada y todo, me siento ahora como un Grimaldi ojeando el “Hello”.

    Gracias hombre, esta vez hasta he sentido algo parecido a la emoción.

    Comentario por Dessjuest | 25 febrero, 2012 | Responder

    • Ahora sólo falta que consiga que te emocione algún que otro verso y te sientas como un Chaplin leyendo las rimas de Bécquer… todo puede andarse, hasta yo puedo retomar mis sendas ciclistas.

      Algo parecido a la emoción… si hasta habrá alguna florecilla por ahí adentro.

      Un abrazo… gracias a ti.

      Comentario por Juan | 27 febrero, 2012 | Responder

      • Claro que las hay, pero supongo que aflorarán por otras causas, como el año pasado viendo por fin a Andy echándole bemoles en el Tour, o una buena canción, no sé, al menos da por seguro que se intenta.

        Comentario por Dessjuest | 27 febrero, 2012 | Responder

  10. 😀

    Comentario por keiri89 | 26 febrero, 2012 | Responder

    • Mil gracias por pasear tu sonrisa por estas sendas.
      Un beso

      Comentario por Juan | 27 febrero, 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s