Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

Suavidades del alma


¿Te he mostrado el tiempo en un latido?

Arropado en la piel, tu piel,
desfilan las tersas líneas de un libro,
y tímidas gotas se asoman a lo inmediato,
resbalan entre futuro y pasado.

Y el presente todavía es,
el camino de lo cotidiano,
de lo extraordinario,
de los sueños que son.
Por el filo de un cuchillo se desplaza el tiempo
en rápidas olas perfumadas
que desbordan los sentidos.

Ven, amor mío, ven.
Te construiré aquel palacio
con días templados por columnas,
de transparentes miradas sus muros,
donde la nota de Satie se descuelga con la lluvia
y el horizonte muestra los dorados.

Recuerda, amor,
bajo el verde palio renovado
un banco espera cada tarde,
adormecido en el secreto susurro
de palabras esculpidas en aire.

Y cuando de perlas se siembre el nocturno,
de la caricia urgente
nacerán los verticales sueños.
Se ahogará la fiebre de mi sangre
en las blancas olas de tus mares,
dormirá el fruto de mis labios
en el aire cóncavo de tus manos.

Ven, amor mío, ven,
leamos de la mano el tiempo,
las suavidades del alma.

Anuncios

15 mayo, 2012 - Posted by | Suavidades del Alma | , , , , , , , , , ,

20 comentarios »

  1. “Se ahogará la fiebre de mi sangre
    en las blancas olas de tus mares,
    dormirá el fruto de mis labios
    en el aire cóncavo de tus manos”

    Leer líneas tan sensibles, tan bellas, me hacen ver la otra cara de la moneda.
    ¡Feliz día!

    Comentario por Cat | 15 mayo, 2012 | Responder

    • Es la única cara de la moneda, lo otra es sombra, sólo sombra inerte, noche…

      ¿No ves cuanta noche reposa en el fondo del dedal?

      Comentario por Juan | 15 mayo, 2012 | Responder

  2. Qué preciosidad de poema, qué bien construido, qué cadencia.. cómo no Satie lo mece con sus melodías que tanto le van a estos versos.
    Del tiempo, del cuchillo que corta, pero también las gotas que caen entre pasado y futuro, del latido en el que has decidido contar todo esto.. hay tanto en este poema, tanto de amor, de cariño, de perspectiva, de aires cálidos (claro que sí, tú también puedes hacer tuyo lo etéreo con versos murmurados, soplos, suspiros y vientos apalabrados)… que te tengo que decir desde mi modestia de amante de versos, se me escapa mucho y no me caben en un comentario.
    Pero gracias, Juan, como siempre, un placer leerte.

    Comentario por desde el blog translucidoh | 15 mayo, 2012 | Responder

    • …puedo hacerlos míos con palabras de aire, nunca se gastan, siempre andan rondando un latido… tanto en un latido… tanto que puede ganarse, tanto que puede perderse… ¿lo decide la senda que transcurre por el filo de un cuchillo?. Tan incierta, tanto en un latido.

      ¿Te he mostrado el tiempo en un latido?

      “Fuego en las manos
      La mirada se acerca
      Rojo en el pecho”

      Sí, ese es el tiempo que entiende.

      Comentario por Juan | 15 mayo, 2012 | Responder

  3. bonito poema, bonitas palabras .. el amor en esencia juan.. con los sueños flotando en cada presente y respirando suspiros de quienes nos evocan esas emociones.. hace tiempo que no sé que es estar enamorada, me cuesta llegar a ese estado de alelamiento genial que inspira la vida, pero enamorada del amor siempre, por lo que leerte hace salir mi lado más romántico, merengue casi hasta pelín pasteloso diría yo……

    admiro tu capacidad para expresarlo de forma tan bella niño

    un beso juan

    Comentario por gOtaSmaR | 15 mayo, 2012 | Responder

    • Pues deberías probar más la esencia de ese amor, es un mundo en cada latido, es todo en un instante, el incierto espacio entre pasado y futuro.

      Decía algún sabio que el instante no existe, que sólo es una frontera entre lo que alguna vez fue y lo que podría ser. Se equivocaba el sabio, se equivocaba. Hay un tiempo que entiende, yo lo llamo así, y es cuando el instante se hace tiempo, cobra las formas de lo cotidiano y se agarra a la piel, cuando el intante se hace eterno.

      “Túnel, instante…
      Y se funden las sombras.
      Danza de un sueño…”

      Y el sueño danza porque es, no porque fue, no porque será, danza porque es…

      Gracias por lo de niño, tiene que ver bastante con ese instante, vivirlo como un niño, sin fronteras, casi sin miedos, con la mirada limpia y las manos temblorosas… y con una sonrisa.

      Comentario por Juan | 15 mayo, 2012 | Responder

      • ya quisiera yo juan.. pero me he vuelto muy especialita para eso de que me lleguen a “tocar” a fondo mi corazón y me nublen toa. pero como enamorada de él, intrísicamente hablando , no soy persona que le cierre puertas simplemente dejo que las cosas surgan… en el fondo tampoco lo busco quizás porque nunca lo perdí…. las danzas del sueño son constantes en mi vida.. los domino y ellos me alimentan y no me extiendo más que al final me lio más que la pata un romano jomío!

        Comentario por gOtaSmaR | 15 mayo, 2012 | Responder

        • Vendaval en estado puro… aire para estos salones… ¡jamía! (esta ya la había yo aprendido o es nueva ;-))

          Comentario por Juan | 15 mayo, 2012 | Responder

  4. Una mujer desnuda y en lo oscuro donde lo erótico reaparece con el decantado humor de personas expertas en el asunto:
    Una mujer desnuda y en lo oscuro tiene una claridad que nos alumbra de modo que si ocurre un desconsuelo un apagón o una noche sin luna es conveniente y hasta imprescindible tener a mano una mujer desnuda.
    Se me ocurre contestarte con estos versos de mi querido Mario Benedetti.
    Tu poema “suavidades del alma” una auténtica maravilla.
    Un fuerte abrazo, querido poeta.

    Comentario por mercedesmolinero | 16 mayo, 2012 | Responder

    • Tú, tu querido Benedetti, el poeta de palabras sencillas… yo, mi querido Neruda, el poeta de palabras que nacen de las entrañas:

      “…No te vayas por una hora porque entonces
      en esa hora se juntan las gotas del desvelo
      y tal vez todo el humo que anda buscando casa
      venga a matar aún mi corazón perdido…”

      Un beso, Mercedes

      Comentario por Juan | 16 mayo, 2012 | Responder

  5. El fuego vive más allá del frío, y la clase se refleja en cada párrafo, cuando leo estas cosas siempre intento explicármelas, pero no, no lo logro, sólo sé que hay cosas que aun no comprediéndolas me gustan, felicidades jefe.

    Comentario por Dessjuest | 16 mayo, 2012 | Responder

    • No tienes que tratar de explicarte nada, sólo recorrerlas, acariciarlas y dejar que tu imaginación haga el resto.

      Dices que te gustan, y eso es una reacción de tu memoria que enlaza trozos tuyos, sólo tuyos y de nadie más. Trozos tuyos que te producen una algo de satisfacción, ahí estan las razones que puedes buscar.

      No es lo que puso en el camino quien lo hizo, es lo que encuentra el caminante. Date permiso de caminante y resbusca, no en mí, rebusca en ti, seguro hay tanto.

      Me gusta que dejes tus huellas entre unos versos, tiene un algo de valentía, de respeto.

      Un abrazo, amigo. Y sí, el fuego vive más allá del frío, pero hay que mirarlo para que no se apague.

      Comentario por Juan | 16 mayo, 2012 | Responder

  6. Este poema invita a vivir; parece creado en un sueño cualquier noche de luna azul, pero puede sentirse bajo el sol de invierno o en la neblina de una ciudad industrial; creo que guarda en su interior sensaciones puras: todas exportables desde tu hermosa imaginación hasta los recovecos más grises de nuestra vida cotidiana.
    Todas las palabras tienen un dulzor que cierra las grietas del corazón y una suavidad que libera nuestras gargantas del miedo que nos atenaza a veces.
    Es muy hermoso, querido Juan.

    Comentario por José Céspedes | 16 mayo, 2012 | Responder

    • No es imaginación,. mi querido José, no es imaginación… es el fuego, el fuego que todo lo llena, el que vive más allá del frío.

      Comentario por Juan | 16 mayo, 2012 | Responder

  7. ¡Hola!
    Que bonito Juan… ¿Me lo puedo llevar a Helicon? ¿si? ¡Gracias!!
    Besos.AlmaLeonor

    Comentario por almaleonor | 25 mayo, 2012 | Responder

    • Todo un honor para mí que quieras llevarlo a tus salones.

      Gracias

      Comentario por Juan | 29 mayo, 2012 | Responder

  8. […] Juan (Sendas en el Margen) […]

    Pingback por SUAVIDADES DEL ALMA | HELICON | 25 mayo, 2012 | Responder

  9. Te diria que es bueno. Pero me quedaría corto. De lo mejor que he leído en tiempos y no hablo de blogs. Realmente magnifico, el ultimo párrafo, para enmarcar. Cuidate

    Comentario por plared | 29 mayo, 2012 | Responder

    • Pues poco que decir desde este lado, mi estimado amigo, salvo agradecerte tales palabras y más aún tu visita.

      Gracias, pues.

      Comentario por Juan | 29 mayo, 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s