Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

El jardinero – Cuento 1



El servidor: ¡Oh, Reina, ten piedad de tu servidor!

La Reina: Terminó ya la asamblea, y todos mis servidores se han ido. ¿Por qué vienes tan tarde?

El servidor: Mi hora llega cuando la de los demás ha pasado. Dime qué trabajo ordenas al último de tus servidores.

La Reina: ¿Qué puedo ordenarte, si es tan tarde?

El servidor: Hazme jardinero de tu jardín.

La Reina: ¿Qué locura es ésta?

El servidor: Renunciaré a cualquier otra tarea, abandonaré al polvo mis lanzas y mis espadas. No me envíes a lejanas cortes. No me pidas nuevas conquistas: hazme jardinero de tu jardín.

La Reina: ¿Y en qué consistirá tu servicio?

El servidor: En llenar tus ocios. Conservaré fresca la hierba del sendero por donde vas cada mañana y donde, a cada paso tuyo, las flores deseosas de morir bendicen el pie que las pisa. Te meceré entre las ramas del septaparna mientras la luna, apenas levantada en la noche, intentará besar tu vestido a través de las hojas. Llenaré con aceite perfumado la lámpara que arde junto a tu lecho y adornaré tu escabel con maravillosas pinturas de azafrán y sándalo.

La Reina: ¿Y cuál será tu recompensa?

El servidor: Que me des permiso para tener entre mis manos tus pequeños puños, que parecen capullos de loto, y para rodear tus brazos con cadenas de flores; que pueda teñir las plantas de tus pies con el zumo encarnado de los pétalos de ashoka, y recoger, con un beso, la mota de polvo que pueda posarse en ellos.

La Reina: Tus ruegos han sido escuchados. Serás el jardinero de mi jardín.

Rabindranath Tagore
(El jardinero)


“Rojo en el pecho
Las estrellas se duermen
El Sueño ríe”

Anuncios

26 junio, 2012 - Posted by | Suavidades del Alma | , , , , , ,

14 comentarios »

  1. Qué precioso este cuento de Tagore. Siempre me pareció que este escritor indio sentía como una mujer. Sus pensamientos eran como los míos. Nos comprendía y nos amaba.

    Comentario por mercedesmolinero | 26 junio, 2012 | Responder

    • En realidad en exceso andamos sumergidos en los tópicos que el tiempo genera, pues no es la sensibilidad un campo restringido a la mujer, y sólo condición del ser humano es, y por tanto, también del hombre. Quizá la educación, las formas de vivir, los entornos de competitividad social nos hayan llevado a ese tópico.

      Pero recordemos siempre a Kant: “el orden, es”, está establecido por la naturaleza y es inalterable por el diseño, y ésta, en relación a la sensibilidad creo que no hace distinciones.

      Eso por defender al hombre también sensible, auque la realidad da más soporte a tu premisa que a la mía. Quizá, aunque la naturaleza lo tenga claro, y el orden sea, el diseño puede haber resultado confuso.

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 28 junio, 2012 | Responder

      • ¡Qué bonito cuento! y qué interesantes comentarios. Estoy seguro que ambos, hombres y mujeres, tenemos potencial para muchas cosas pero la cultura es una losa tan pesada.

        Comentario por dotdos | 30 junio, 2012 | Responder

        • Es hora de empezar a romper esa losa entre todos, y todos, aun tiempo, reclamar los tesoros que nuestra propia naturaleza nos bríndo. El mundo será más extraordinario aún, más amplio, más mundo.

          Gracias José

          Comentario por Juan | 30 junio, 2012 | Responder

  2. Hombre, la verdad es que con esas intenciones es difícil no contratarle.

    Comentario por Dessjuest | 28 junio, 2012 | Responder

    • Todo depende de las necesidades de la reina, de sus necesidades de distancias en relación al jardinero. Quizá teñir esos sagrados pies con el rojo tinte del ashoka no esté entre sus sueños más inmediatos, quizá sea demasiado compromiso permitir a un simple jardinero tales privilegios.

      En todo caso, el jardinero tiene un bonito sueño. Hace bien en jugar todos sus empeños por ese sueño.

      Un abrazo, jefe.

      Comentario por Juan | 28 junio, 2012 | Responder

  3. Hace años que no leía nada de Tagore, pero Mashi: la hermana mayor es lindo, también La república. A través de sus letras uno recorre todo el territorio hindi.
    “¡Quésitos, a los ricos quesitos!

    Comentario por Palomilla Apocatastásica | 29 junio, 2012 | Responder

    • A través de sus letras, uno recorre las sendas más profundas del ser humano
      Un abrazo

      Comentario por Juan | 30 junio, 2012 | Responder

  4. ¡Qué jardines más sabrosos y sensuales los de Tagore! Gracias por dejárnoslos oler y saborear… me vienen oleadas de India, ayyy, cómo me gusta el oriente de India!

    Comentario por pgatina | 29 junio, 2012 | Responder

    • Son preciosas sendas donde casi no hay lugar para la pena… debe ser el efecto de las flores de ashoka.
      Un beso

      Comentario por Juan | 30 junio, 2012 | Responder

  5. Buenos días Juan, gracias por el honor que me has hecho por tu visita a mi blog,
    en cuanto a Tagore que decirte me encanta y sobre el texto…sólo digo algo ¡¡ay!!
    quien fuese esa reina!!
    Saludos

    Comentario por gaviotasinamor | 30 junio, 2012 | Responder

    • Y quién ese jardinero…

      Gracias por dejar tus vuelos en estas sendas, el honor, sin duda, es mío.

      Un beso

      Comentario por Juan | 30 junio, 2012 | Responder

  6. que bonito, todas queremos encontrar a ese jardinero

    Comentario por rfundora | 1 julio, 2012 | Responder

  7. Uno de los libros que lei y relei en mi juventud… Me encanta la historia de la piedra filosofal, del mismo libro. Curiosamente acabo de preparar el borrador en mi FB para publicar la nota maniana 🙂

    Comentario por Adwoa | 16 diciembre, 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s