Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

Los primeros días




Todo lo que imaginaste,
todo lo que no dijiste,
quiero que me escribas hoy,
déjame saber de ti.

Hazlo con vapor de luna,
usa tinta de rocío,
puedes escribir,
déjame saber,
cómo está la nueva lluvia,
cómo está la luna nueva,
cómo dar la vuelta al cielo
con asombro en la mirada,
cómo un barco a media banda,
cómo un árbol ingeniero,
cómo las ardillas verdes
nos protegen de los miedos.

Las palabras sin idioma
son las letras invisibles,
déjame sentirte aquí,
déjame saber de ti.

Usa el poder del viento,
usa del aire el camino,
da un reflejo al mar,
déjame saber,
cómo son los peces duende,
cómo son los lobos luna,
cómo los pingüinos dicen
no saber camino al norte,
cómo siembran las estrellas,
cómo un bosque luminoso
cuando en los primeros días
las primeras noches aún dormían…

Nacho Goberna, de Un bosque de té verde

Anuncios

1 julio, 2012 - Posted by | Acordes en las sendas, Poesía Extraordinaria | , , , , , , ,

12 comentarios »

  1. Déjame saber cómo un niño puede saber más de la vida con su mirada fresca que yo…
    Las letras sin idioma en tintas invisibles de rocío y vapor de luna nos pueden enseñar tanto, taanto! Un beso, Juan

    Comentario por pgatina | 1 julio, 2012 | Responder

    • Mirar dentro de nuestros sueños puede enseñarnos tanto… mirar en los sueños ajenos puede traernos tanto… como la mirada de un niño…

      “Dos miradas se cruzan
      Y canta un árbol nuevo…”

      Tanto

      Un beso

      Comentario por Juan | 3 julio, 2012 | Responder

  2. Déjame decirte Juan que eres un poeta y un romántico.
    Hoy día es difícil de encontrar una persona como tú.
    Un abrazo

    Comentario por mercedesmolinero | 2 julio, 2012 | Responder

    • Lo difícil, mi estimada Mercedes, es que nos dediquemos el tiempo necesario para buscarla. En todo caso, lejos estoy de ser poeta, más bien aficionado a malversar. En cuanto a lo de romántico, todos tenemos nuestros momentos.

      “Pasar el horizonte envejecido
      Y mirar en el fondo de los sueños…”

      Sí, a veces tengo mis momentos, sólo a veces.

      Un beso

      Comentario por Juan | 3 julio, 2012 | Responder

  3. Precioso

    Comentario por Nieves | 2 julio, 2012 | Responder

    • Nieves, gracias por pasear estas sendas.
      Un beso

      Comentario por Juan | 3 julio, 2012 | Responder

  4. Eh Mertxe, muy difícil, y caballeroso, y tierno, y culto, sensible, inteligente y capaz, con recursos, yo diría qe algo esconde, porque si no su presencia es un insulto para los seres como yo 😀

    Comentario por Dessjuest | 2 julio, 2012 | Responder

    • Las virtudes danzan siempre entre sus sones exultantes, danzan y danzan mostrando sus bellos rostros en la ansiedad de ser contempladas. Las miserias esperan serenas, confiadas de sí mismas, no se ocultan, ni siquiera descansan, sólo esperan, siempre están ahí esperando su momento de gloria.

      “¡Oh vosotros! ¡Oh mis buenos amigos!
      Los que habéis tocado mis manos
      ¿Qué habéis tocado?
      Y vosotros que habéis escuchado mi voz
      ¿Qué habéis escuchado?
      Y los que habéis contemplado mis ojos
      ¿Qué habéis contemplado?…”

      Todos escondemos tesoros, unos brillantes, otros opacados de tiempo. ¿A quién los mostraremos?

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 3 julio, 2012 | Responder

  5. Buenas noches Juan que tengas una feliz noche

    Preciosa canción, precioso video

    Un abrazo

    Comentario por lolapd | 3 julio, 2012 | Responder

    • Es un precioso deseo. Que también tus pájaros tejan un cielo de cantos para tí, mi estimada.

      “Esta noche el viento arrastra sus chales de viento
      Tejed queridos pájaros míos un techo de cantos sobre las avenidas…”

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 3 julio, 2012 | Responder

  6. Intimista canción, aunque siempre me quedare con esa genialidad llamada fugaces. Sin duda una de las letras mas bonitas que se han hecho en este país y la que mas me gusta del autor de esta, aunque en ese tiempo fueran dos……

    Comentario por plared | 6 julio, 2012 | Responder

    • “Cuentan de una historia que habrás de escuchar
      que en noches azules siempre hay que buscar
      dos estelas, dos caminos, un anochecer
      dos estrellas juegan a saber querer”

      Buena elección, mi estimado amigo. Hay algo mágico en mirar el palio nocturno, algo que atrapa, un inquietante anhelo, como si fuesemos a obtener el mayor de los regalos de un instante a otro. Quizá sea el imaginario juego de esas dos estrellas que nos atrapan.

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 7 julio, 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s