Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

No esperes más



A la vida llamas, amor
y la vida vive
A la risa llamas, amor
y universos de fuego estallan en mis ojos

En el latido inverso de tus días
se consume el blanco y sagrado fuego
aprisionado por cadenas de noche
por castalias tramas de tiempo
de cadenas leves, pero cadenas
de noche tibia, pero aún noche

El poderoso sol rojo ya ha llegado
Viene a quebrantar las sombras de tus sombras
Se llega a nacer copihues en tus cestas
a inventar albas en el cerezo de mis anhelos

No esperes más
Rompe las paredes de tu pecho
Traspasa razones con flechas de latidos
Revienta miedos con calor de sueños
Dibuja pasos con tinta de viento
No esperes más no esperes más

Si nombras mi nombre, amor
el tiempo se detiene y tiembla
Si nombras el verbo, amor
si lo nombras
las fresas se enredan en nuestros pies
No esperes más amor no esperes más


Vodpod videos no longer available.

Rincón Exquisito – Second

Anuncios

7 septiembre, 2012 - Posted by | Suavidades del Alma | , , , , , , , , ,

42 comentarios »

  1. Magnifico poema.
    Lo que más me ha llegado “Si nombras mi nombre, amor, el tiempo se detiene y tiembla”
    Un saludo

    Comentario por Nergal | 7 septiembre, 2012 | Responder

    • Gracias, mi estimado amigo. Si algo se ha hecho tuyo, entonces las palabras han conseguido un nuevo triunfo en su existencia, despertar un algo en tus sentidos.

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 8 septiembre, 2012 | Responder

  2. Leer la poesía y escuchar la canción ambos una delicia.

    Comentario por mercedesmolinero | 7 septiembre, 2012 | Responder

    • Gracias, mi estimada Mercedes.Las palabras, los acordes… ambos pueden descolgarse como fina lluvia, rozar la piel, llevarnos al tacto del subconsciente, un sentido que se alimenta de memoria.

      Un beso

      Comentario por Juan | 8 septiembre, 2012 | Responder

  3. Muy bello Juan, “… Traspasa razones con flechas de latidos…”, si , el corazón tiene razones que la razón no entiende. Si, el miedo se revienta al calor de los sueños,…
    Un beso 🙂

    Comentario por Nieves | 7 septiembre, 2012 | Responder

    • Ese carcaj deberíamos llevarlo siempre repleto, atento y dispuesto. Tanto miedo, tanta pereza a tensar el arco.
      Un beso

      Comentario por Juan | 8 septiembre, 2012 | Responder

  4. El amor todo lo puede
    El amor todo lo logra…
    Precioso texto Juan
    Abrazos

    Comentario por winnie0 | 7 septiembre, 2012 | Responder

    • Si le dejamos hacer su trabajo, mi estimada, sólo si le dejamos.
      Un abrazo

      Comentario por Juan | 8 septiembre, 2012 | Responder

  5. Arrancad los motores,
    que no haya silencio,
    descorcharemos las mejores
    bebidas que tenemos.
    Aunque estoy agotado,
    iré a buscar lo que me pidas.
    Desde aquella habitación,
    desde aquel rincón tan exquisito,
    lanzamos un mensaje para todo el universo.

    Antes iba deprisa,
    perdóname si voy despacio…

    Comentario por Cat | 7 septiembre, 2012 | Responder

    • “Entre cadenas y llaves escondí las experiencias
      junto a las letras y estampas que me ocupan la memoria
      Confiando en que en polvo las convertirá
      un tesoro fugaz para la eternidad…

      Para bien o para mal…”

      Comentario por Juan | 8 septiembre, 2012 | Responder

  6. Bonito, pero suena muy desesperado, a mí me ha sonado más a amor querido que a amor disfrutado.

    Abrazos jefe.

    Comentario por Dessjuest | 8 septiembre, 2012 | Responder

    • Quizás podría un amor ser deseado con tal desesperación, sin haber sido disfrutado salvo en los laberintos de los sueños. Quizás.

      Con toda seguridad será un amor deseado con tal urgencia si se ha conocido, si ha descansado entre las manos.

      “¡Amor…!
      Hasta la leve ronda de tu voz perturbada,
      me partió la ola blanca que quedaba en mi pecho…”

      Sí, seguro… si se ha conocido.

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 8 septiembre, 2012 | Responder

  7. Amame! Parece que grita cada verso. Amame!

    Precioso, Juan. Es tuyo?

    Comentario por Adwoa | 8 septiembre, 2012 | Responder

    • Eso parece; ayer mío, hoy de quien lo quiera pasear.

      Amemonos, sí, eso grita urgente cada verso.

      Un beso… y mil gracias.

      Comentario por Juan | 8 septiembre, 2012 | Responder

    • Querida Adwoa, yo ya encontré la manera de distinguirlos, si me gusta es suyo, si me deja indiferente de cualquier poetucho de nada.

      Comentario por Dessjuest | 8 septiembre, 2012 | Responder

      • Me parece un criterio muy sensato jaja

        Comentario por Adwoa | 9 septiembre, 2012 | Responder

  8. ¿Casualidad o causalidad? Amigo Juan…
    Titulas “No esperes más” y hablas de amor… yo hoy no he esperado más para hablar de una amor muy especial.
    Un abrazo!

    Comentario por dotdos | 9 septiembre, 2012 | Responder

    • Cuando las razones nos retienen es cuando menos hay que esperar… es entonces cuando hay que volar.

      Comentario por Juan | 9 septiembre, 2012 | Responder

  9. Enredarse entre fresales, ¡qué bonito!

    Comentario por zambullida | 9 septiembre, 2012 | Responder

    • ¿Puede haber algo más hermoso que ofrezca el tiempo?… Un jardín de fresas a los pies para pensar que cada empeño mereció tanto… No, no puede haber algo mejor que dos mecedoritas en un jardín de fresas.

      Comentario por Juan | 9 septiembre, 2012 | Responder

  10. Cuando leo letras como estas, tengo que reconocer que en alguna parte muy dentro de la personas el romanticismo late en sus corazones; creo en la esencia pura del amor, aunque tenga mis reservas. Un saludo, ha sido un gusto pasar por aquí.

    Comentario por Carmen Enid | 9 septiembre, 2012 | Responder

    • El placer es mío, mi estimada Carmen. Y sí, siempre hay un cuartito pequeño en el corazón del ser humano, quizá a oscuras, quizá con la puerta entreabierta, deseando inundarse de luz. Sólo requiere que alguien se acerque a abrirlo… entonces ocurrirá que encontrará miles de tesoros allí esperando.

      Un abrazo, mi estimada.

      Comentario por Juan | 20 septiembre, 2012 | Responder

  11. No hay que hacer esperar al amor… solo vivirlo, sentirlo, verbalizarlo. 🙂

    Comentario por inspiracion1971 | 10 septiembre, 2012 | Responder

    • Cierto, mi estimada. Quizá el problema esté en nuestros miedos, nuestras barreras, para verlo llegar, para aceptarlo. Pero si somos capaces de ese adivinar… vivirlo, sentirlo, verbalizarlo… es así como se le hace crecer.

      Un abrazo, mi estimada.

      Comentario por Juan | 20 septiembre, 2012 | Responder

  12. Siempre se anhela lo que se desea, cuando se consigue la cosa cambia radicalmente….. Bonito y elegante te ha quedado, algo que no suele ser muy habitual en otros sitios……Cuidate

    Comentario por plared | 12 septiembre, 2012 | Responder

    • Es cierta la primera premisa, mi estimado Plared, aunque yo pondría un punto de duda sobre la segunda, especialmente en la radicalidad de la afirmación. A veces ocurre que cambiando con el tiempo adquiere formas distintas, matices mucho más enriquecedores, hasta pasiones más afianzadas, más serenas. Eso ocurre, a veces.

      Un abrazo, mi estimado amigo.

      Comentario por Juan | 20 septiembre, 2012 | Responder

  13. Précieux.

    Comentario por Dolce | 16 septiembre, 2012 | Responder

    • Merci beaucoup, mon cher…

      Comentario por Juan | 20 septiembre, 2012 | Responder

  14. ¿Tiene realmente esa fuerza, capaz de hacer lo que le atribuyes () o es sólo eso, las cualidades con las que tú la ensueñas?

    En todo caso, un bello poema. Un abrazo.

    Comentario por alterfines | 19 septiembre, 2012 | Responder

    • Bonita y apasionante cuestión, mi estimado. ¿Cuán prisioneros de nuestros sueños somos? ¿Cuánto de esos sueños es real o inventado? ¿Puede ser lo inventado real? ¿Cuántas fronteras propias debemos saltarnos para intentar quizá hacerlo real? ¿Estamos dispuestos a ello?

      Lleva la humanidad miles de años haciéndose esas preguntas, doctos pensadores, genios de las diferentes artes que el ser humano cultiva. No pretenderás que conteste yo a algo así, ¿verdad?

      Quizá a la primera sí. Tiene esa fuerza, te lo aseguro.

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 20 septiembre, 2012 | Responder

  15. […] el amor: No esperes más. Esta entrada, me reconcilia por momentos conmigo misma. Para mí es más fácil creer en Dios que […]

    Pingback por Para reflexionar. « ▬ K á t h a r s i s ▬ | 26 septiembre, 2012 | Responder

    • Precioso regalo el que me has hecho.

      “Las lágrimas se hinchan, se dilatan
      y empiezan a girar sobre su eje…”

      Un beso

      Comentario por Juan | 27 septiembre, 2012 | Responder

      • No te he regalado nada, el regalo nos lo diste tú en estos (y todos tus) versos.
        Uno, dos, tres…

        Comentario por Cat | 27 septiembre, 2012 | Responder

        • Sí, me has regalado un bonito lugar en tus salones…

          Comentario por Juan | 27 septiembre, 2012 | Responder

  16. Este poema se me pasó con los estreses de la mudanza, pero qué bonito es! Cat nos lo ha recomendado y creo que es todo un acierto verlo de nuevo, inclusoo para tus seguidores habituales, que nos lo recuerden – en segundas lecturas se pude apreciar tanto más! Un beso

    Comentario por pgatina | 26 septiembre, 2012 | Responder

    • Andas con tus caminos a cuestas, esforzada por los tiempos que llegan… serán buenos, tanto empeño conduce a buenos caminos.

      Mil gracias, mi estimada amiga, por el halago, por la visita… por tus empeños en hacer que todo sea aire.

      Comentario por Juan | 27 septiembre, 2012 | Responder

  17. 🙂 que lindo el amor 🙂

    Comentario por Adry | 27 septiembre, 2012 | Responder

    • Qué difícil el amor cuando llega…

      ” Dos miradas se cruzan
      y canta un árbol nuevo…”

      Gracias por tus huellas, mi estimada.

      Comentario por Juan | 27 septiembre, 2012 | Responder

  18. nómbrame para que todo se detenga
    y no llegue el alba que distorsione y borre
    tu sombra entrelazada a mi espalda,

    Comentario por albertodieguez | 27 septiembre, 2012 | Responder

    • Latido en la espalda
      Caricia en el pecho
      Y amanece con mil tesoros al alba…

      Gracias, mi estimado Alberto.

      Comentario por Juan | 27 septiembre, 2012 | Responder

  19. Me encanta la idea que evoca la imagen “Rompe las paredes de tu pecho”.

    Saludos… Te acabo de nominar al “Seven things about me” Award –en español– « El Alebrije y la Salamandra

    Comentario por Adriana Citlali Ramírez | 28 septiembre, 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s