Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

El hijo de la lavandera


Al hijo de la lavandera le tiraban piedras los niños del administrador porque iba siempre cargado con un balde lleno de ropa, detrás de la gorda que era su madre, camino de los lavaderos. Los niños del administrador silbaban cuando pasaba, y se reían mucho viendo sus piernas, que parecían dos estaquitas secas, de esas que se parten con el calor, dando un chasquido. Al niño de la lavandera daban ganas de abrirle la cabeza pelada, como un melón-cepillo, a pedradas; la cabeza alargada y gris, con costurones, la cabeza idiota, que daba tanta rabia.

Al niño de la lavandera un día lo bañó su madre en el barreño, y le puso jabón en la cabeza rapada, cabeza-sandía, cabeza-pedrusco, cabeza-cabezón-cabezota, que había que partírsela de una vez. Y la gorda le dio un beso en la monda lironda cabezorra, y allí donde el beso, a pedrada limpia le sacaron sangre los hijos del administrador, esperándole escondidos, detrás de las zarzamoras florecidas.

Ana Mª Matute (Los niños tontos)

Anuncios

8 mayo, 2013 - Posted by | De Texturas Inmediatas | , , , , , , , ,

19 comentarios »

  1. Pobre niño cabezón.

    Comentario por Mercedes Molinero | 8 mayo, 2013 | Responder

    • Pobre niño cabezón
      tanta cabeza llena de tan poca razón.
      Pobre niño cabezón
      sólo tenía el beso de una madre gorda… en el corazón

      Qué gratas tus huellas en estas sendas…

      Comentario por Juan | 9 mayo, 2013 | Responder

  2. Espero que hubiera algún tipo de venganza.

    Comentario por Dessjuest | 9 mayo, 2013 | Responder

    • La envidia es una de esas raras cosas en que la venganza precede a la causa… Él ya tenía un hermoso beso… Su venganza se había consumado antes…

      Un abrazo, mi estimado Jefe

      Comentario por Juan | 9 mayo, 2013 | Responder

      • Vale, pero una somantahostias de mayor tampoco estaría mal.

        Comentario por Dessjuest | 9 mayo, 2013 | Responder

  3. Que animales son, la veda que eso pasa, por ser diferente a los demas , los niños y claro los adultos son asi de crueles. Yo estoy muy delgada y voy por la calle y me miran, como si fuera una cosa rara, eso que soy una señora, pero en los niños pasa igual

    Comentario por bellezacorazon | 9 mayo, 2013 | Responder

    • La ignoracia como causa, o el orgullo y la envidia… qué más da, pasa, en todos los órdenes de la vida. En el caso de unos niños parece algo más básico, mas animal. Seguro que algo más evitable.

      ¿No es acaso la sociedad (cada uno de nosotros) quien tiene que conformar los impulsos a base de pequeñas recompensas? Al menos, eso dijo un sabio.

      Un placer tenerte por aquí.

      Comentario por Juan | 9 mayo, 2013 | Responder

  4. Existe la crueldad en los humanos, pero en los niños es especialmente despiadada con los que son en algún aspecto diferentes, ¿acaso el amor de la madre por el niño cabezón era percibido por los niños del administrador?.
    Gracias por traer éste escrito.
    Un Saludo 🙂 .

    Comentario por joaquinsarabia | 9 mayo, 2013 | Responder

    • Quizá ellos no tenían un beso en su cabezota. Quizá sin esas pequeñas (o grandes) recompensas no domesticamos nuestros impulsos más básicos, aquellos que casi son biológicos…

      Pero es sólo quizá.

      Un saludo, mi estimado… y mil gracias por tus huellas en estas sendas.

      Comentario por Juan | 9 mayo, 2013 | Responder

  5. La caza el distinto, del diferente no es desgraciadamente patrimonio de la infancia. Cuando se crece, las tornas se suavizan quizás, pero la esencia sigue ahí…Latente. Cuidate

    Comentario por plared | 10 mayo, 2013 | Responder

    • Irremediablemente hay que pertenecer a ese selecto grupo que, en todos los órdenes, han adoptado (y mantienen como manto protector) esas formas, esos hábitos incorruptibles. Quizá habría que pensar si ese manto es protector, o sólo una cómoda quimera que nos permite pensar en el aire quieto a nuestro alrededor.

      ¿Y si se escapase el aire?… ¿y si…? Qué extraordinario juego ese del “¿y si… ¿”

      Un abrazo, mi estimado.

      Comentario por Juan | 15 mayo, 2013 | Responder

  6. Una triste realidad que hemos vivido desde siempre, con la intimidación, la amenaza, el hostigamiento físico y emocional hacia los niños y más para aquellos que son “frágiles” y vulnerables . Valdría la pena que nos diéramos cuenta como a veces sin querer le hacemos daño a los demás hasta con una mirada de lástima.
    Ana María Matute nos hace reflexionar mucho con estos cuentos de “Los niños tontos”, gracias por compartirnos uno de ellos.
    Saludos Juan!!

    Comentario por El perfume de mujer | 12 mayo, 2013 | Responder

    • Todos somos vulnerables… Para hacer daño, sólo hay que buscar ese huequito desamparado. Niño o no niño, todos tenemos un cuartito desamparado. También podríamos visitar esos cuartitos en busca de tesoros. Otro divertido juego.

      Un beso, mi querida amiga.

      Comentario por Juan | 15 mayo, 2013 | Responder

  7. Si esas cosas existen, pero cuando un niño tiene el amor de quienes lo rodean en su casa puede superar esta etapa y su autoestima crece. A mis sobrinos busco hacerle sentir lo especial que son, aunque sean niños les brindo toda mi atencion cuando me hablan y se q. eso los hace sentir bien; se les nota en sus caras alegres.

    Comentario por Carmen Enid | 13 mayo, 2013 | Responder

    • Seguro les encuentras ese trocito de alma que acariciar… y entonces, entonces el tiempo es más leve, más corto. Lo dicen las sonrisas…

      Un beso, mi estimada. Gratas son tus huellas en estas sendas.

      Comentario por Juan | 15 mayo, 2013 | Responder

  8. Soy una narcisista, Juan: ¡me encanta el rincón de la mecedora!

    Comentario por zambullida | 14 mayo, 2013 | Responder

    • Nada hay como un rincón de libros… salvo un rincón de miradas.

      “Tan sólo una mirada
      y el camino del goce está trazado,
      la interna llamarada
      todo el cuerpo ha cimbrado,
      y el corazón quedó petrificado”

      Sí, sólo un rincón de miradas supera a un rincón de libros.

      Comentario por Juan | 15 mayo, 2013 | Responder

      • Estoy de acuerdo contigo. Se está a gusto en tu casa. Gracias mil.

        Comentario por zambullida | 15 mayo, 2013 | Responder

  9. Excelente Post, por cierto te nominé al Liebster Blog Award, más información:
    http://libeasler.wordpress.com/2013/05/14/acerca-del-liebster-blog-award/
    Un saludo cordial.

    Comentario por libeasler | 14 mayo, 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s