Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

Poema 18 – Pablo Neruda


Aquí te amo.
En los oscuros pinos se desenreda el viento.
Fosforece la luna sobre las aguas errantes.
Andan días iguales persiguiéndose.

Se desciñe la niebla en danzantes figuras.
Una gaviota de plata se descuelga del ocaso.
A veces una vela. Altas, altas estrellas.

O la cruz negra de un barco.
Solo.
A veces amanezco, y hasta mi alma está húmeda.
Suena, resuena el mar lejano.
Este es un puerto.
Aquí te amo.

Aquí te amo y en vano te oculta el horizonte.
Te estoy amando aún entre estas frías cosas.
A veces van mis besos en esos barcos graves,
que corren por el mar hacia donde no llegan.

Ya me veo olvidado como estas viejas anclas.
Son más tristes los muelles cuando atraca la tarde.
Se fatiga mi vida inútilmente hambrienta.
Amo lo que no tengo. Estás tú tan distante.

Mi hastío forcejea con los lentos crepúsculos.
Pero la noche llega y comienza a cantarme.
La luna hace girar su rodaje de sueño.

Me miran con tus ojos las estrellas más grandes.
Y como yo te amo, los pinos en el viento,
quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre.


Anuncios

16 septiembre, 2013 Posted by | Poesía Extraordinaria | , , , , , , , , , , , | 10 comentarios

Poema 14 – Pablo Neruda


Juegas todos los días con la luz del universo.
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.
Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día.

A nadie te pareces desde que yo te amo.
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.
¿Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur?
¡Ah! déjame recordarte como eras entonces cuando aún no existías.

De pronto el viento aúlla y golpea mi ventana cerrada.
El cielo es una red cuajada de peces sombríos.
Aquí vienen a dar todos los vientos, todos.

Se desviste la lluvia.
Pasan huyendo los pájaros.
El viento. El viento.
Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los hombres.
El temporal arremolina hojas oscuras
y suelta todas las barcas que anoche amarraron al cielo.

Tú estás aquí. ¡Ah! tú no huyes
Tú me responderás hasta el último grito.
Ovíllate a mi lado como si tuvieras miedo.
Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña por tus ojos.

Ahora, ahora también, pequeña, me traes madreselvas,
y tienes hasta los senos perfumados.
Mientras el viento triste galopa matando mariposas
yo te amo, y mi alegría muerde tu boca de ciruela.

Cuánto te habrá dolido acostumbrarte a mí,
a mi alma sola y salvaje, a mi nombre que todos ahuyentan.
Hemos visto arder tantas veces el lucero besándonos los ojos
y sobre nuestras cabezas destorcerse los crepúsculos en abanicos girantes.

Mis palabras llovieron sobre ti acariciándote.
Amé desde hace tiempo tu cuerpo de nácar soleado.
Hasta te creo dueña del universo.
Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos.

Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.


4 agosto, 2013 Posted by | Poesía Extraordinaria | , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Poema 5 – Pablo Neruda

3 febrero, 2013 Posted by | Poesía Extraordinaria | , , , , , , , , , , , , | 16 comentarios

Un tren ilustrado


Hay una estación de la esperanza
del verde tiempo clavado en la piedra
esperando

Hay un tren de vagones letrados
del rojo nombre recorriendo las sendas del alma
acariciando

Ahí, cautiva, me viaja la vida
rendida, dormida en un rincón de aire

Cuán lento se antoja el tránsito en esa vía
desde la curva del horizonte anochecido
Incierto el destino se imagina
deambulando junto al tiempo en el andén

Si de cerrada ventana viene el día
acierte el azar sus huellas
y en el pliegue de la página maestra
adivinen la ruta señalada

Ya se marcha la luna
y en la pequeña ventana ruega un suspiro
llorando
Pero en la vieja estación se sabe:
el verbo amanece siempre en la mañana
… soñando

23 febrero, 2012 Posted by | De Texturas Inmediatas | , , , , , , , , , , , , , | 21 comentarios

Día 16, Diciembre 2011

Instantáneas

Leía… “Vivo en mis recuerdos… un mundo que hace tiempo que ya no existe…”
Los tulipanes mueren si no se les cubre con astillas de madera
Los tulipanes deben ser como el fuego, si no se mira se apaga
Donde hay estrellas rojas hoy también vive una estrella azul… ahora habitan juntas… y hacen fiestas de hielo
Un grito en un túnel. Aterra. Es porque el túnel aterra. Sábato ya lo sabía
Vuela el matemático cristal vestido en colores, compite con las frías gotas de lluvia
Sigue el tiempo sin entender, sigue el frío sin calentar
La distancia no importa, el tiempo sí… porque no entiende

Memoria

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: “La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”.

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

El viento, si se posa, también muere…sólo puede rozar la superficie del lago, y el lago sólo puede temblar. Pero el lago nunca muere, aunque nadie lo arrope con astillas de madera, aunque nadie lo mire por siglos, aunque se duerma en los fondos de la memoria… tan triste

No estés lejos de mí un solo día, porque cómo,
porque, no sé decirlo, es largo el día,
y te estaré esperando como en las estaciones
cuando en alguna parte se durmieron los trenes.

No te vayas por una hora porque entonces
en esa hora se juntan las gotas del desvelo
y tal vez todo el humo que anda buscando casa
venga a matar aún mi corazón perdido.
y al reino de su nada volveremos.

No te vayas… porque, no sé decirlo… porque… porque la distancia no importa pero el tiempo sí…

… y en vano te oculta el horizonte.
Te estoy amando aún entre estas frías cosas.
A veces van mis besos en esos barcos graves,
que corren por el mar hacia donde no llegan.

(Pablo Neruda)


“Hace frío cuando el tiempo no acaba
cuando puede aquel poeta escribir los versos más tristes
cuando la mañana ya es noche
y no es domingo, y no es Abril…“

16 diciembre, 2011 Posted by | Mirando el Mundo | , , , , , , , , | 2 comentarios

Día 5, Octubre de 2011

Instantáneas

Me he perdido el camino… llevo una vida perdiéndome lo importante
Sé dónde hay sembrada una sonrisa
En una catedral de aire he dejado una lágrima, anda perdida entre las notas de un violín
En los márgenes de un libro habitan verdades
Un pañuelo en una mochila amarilla… sigue siendo tanto
Un pájaro azul volando en la memoria

Memoria

Juegas todos los días con la luz del universo.
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.
Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día…

…como una catedral de aire, leve, se escapa de la mirada

…la palabra es un ala del silencio,
el fuego tiene una mitad de frío…

…un cuenquito está muriéndose, duele tanto

Hoy es hoy con el peso de todo el tiempo ido,
con las alas de todo lo que será mañana …
¿Por qué se me vendrá todo el amor de golpe
cuando me siento triste, y te siento lejana?

Es tan difícil enfrentar la noche sin la promesa de una tostada… sí, de mantequilla y miel… es tan difícil…

(Pablo Neruda)


Será que los pájaros azules
casi nunca suben a las montañas
tras un libro o tras un beso…

5 octubre, 2011 Posted by | Mirando el Mundo | , , , | 8 comentarios