Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

Immanuel Kant

Immanuel Kant (1724 – 1804), filósofo alemán, es uno de los pensadores más influyentes en la filosofía ética de la era contemporánea. Fundador del criticismo, aúna percepción y razón como puente para el conocimiento.

“Por amor a los hombres voy a admitir que la mayor parte de nuestras acciones son conformes al deber; pero si se miran de cerca los pensamientos y los esfuerzos, se tropieza uno por todas partes con el amado yo, que continuamente se destaca y sobre el que se fundamentan los propósitos, y no sobre el estrecho mandamiento del deber, que muchas veces exigiría la renuncia y el sacrificio.”
(Fundamentación de la metafísica de las costumbres)



26 diciembre, 2013 Posted by | Palabras con luz | , , , , , , | 2 comentarios

Mario Benedetti

Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia (1920 – 2009), narrador, ensayista, dramaturgo, político… y poeta. Las palabras cobran su auténtico significado, su centro, en manos de este genial uruguayo de la Generación del 45.

“…las maravillas últimas se acaban pero quedan
sus huellas imprecisas junto al álamo seco
a menudo las manos se azoran / destempladas
pero los dedos pálidos / endebles / inseguros
todavía se atreven a desafiar el fuego.”

29 junio, 2013 Posted by | Palabras con luz | , , , , , , , , | 3 comentarios

Erich Fromm

Erich Fromm (1900 – 1980). Psicólogo y filósofo… y maestro de arte, el arte de un verbo extraordinario.

27 febrero, 2013 Posted by | Palabras con luz | , , , , , , , | 8 comentarios

Arraigadas convicciones


“…el individuo filtra los mensajes a través de los nodos que constituyen sus propósitos conscientes, y éstos se conforman, necesariamente, con aquellas pautas individuales y sociales preponderantes en la sociedad.

El fenómeno de la formación de hábitos escoge las ideas que sobreviven al uso reiterado y las coloca en una categoría más o menos separada. Estas ideas merecedoras de confianza quedan disponibles para el uso inmediato sin una nueva inspección minuciosa, en tanto que las partes de la mente pueden reservarse para usarse en asuntos nuevos.

En otras palabras, la frecuencia del uso de una determinada idea se convierte en un determinante de su existencia; y más allá de eso, la supervivencia de una idea usada con frecuencia es promovida por el hecho de que la formación de hábitos tiene tendencia a sacar la idea del campo de la inspección crítica.

Normalmente, las ideas que sobreviven al uso repetido son las más generalizadas y abstractas. De este modo, las ideas más generalizadas tienden a convertirse en premisas de las que dependen otras ideas. Estas premisas se vuelven relativamente inflexibles. Pero la frecuencia de validación de una idea dentro de un determinado corte temporal no equivale a una prueba de que la idea sea verdadera o pragmáticamente útil durante un largo período de tiempo. Podría ocurrir, como así creemos que pasa, que diversas premisas profundamente insertadas en nuestros estilos de vida sean sencillamente falsas o insostenibles, y que se vuelvan patológicas cuando se generalizan y se las instrumenta con técnicas modernas.”

Salvador Rueda Palenzuela, licenciado en Ciencias Biológicas y en Psicología, diplomado en Ingeniería Ambiental y en Gestión Energética.

Texto extraído del artículo “Habitabilidad y calidad de vida”, de Salvador Rueda.

8 junio, 2012 Posted by | Palabras con luz | , , , , , , , , | 10 comentarios