Sendas en el Margen

Un lugar de palabras…

Fuegos (VIII)



“Deberías tener siempre antorchas en tu pabellón, un jardín a oscuras da miedo. E improvisó:

Las teas arden en mi corazón también,
despidiendo nubes de humo,
pero el humo de mi corazón
no se deshará en el aire mientras el mundo exista.

¿Por cuánto tiempo? Qué extraño poema, pensó ella, y respondió:

Si el humo de las teas y el de tu corazón
son iguales,
hay que pensar que uno y otro
hallarán su lugar en el vasto cielo”



De la Historia de Genji
Murasaki Shikibu


Anuncios

18 mayo, 2013 - Posted by | Poesía Extraordinaria | , , , , , , , , , ,

9 comentarios »

  1. Que colores más bellos en éste poema, la oscuridad, el fuego, el humo, ¿acaso los sentimientos humanos no albergan tanta belleza?, indudablemente sí.
    Gracias por éste escrito.
    Un Abrazo 🙂 .,

    Comentario por joaquinsarabia | 18 mayo, 2013 | Responder

    • Trasladaré a Murosaki Shikibu tus impresiones, mi estimado amigo, aunque después de 10 siglos desaparecida de este mundo igual ya no nos escucha… o lo que escucha ya no le importa…

      Un abrazo

      Comentario por Juan | 24 mayo, 2013 | Responder

  2. Y si te dieran una cerilla….Con un solo uso y capaz de incendiar cualquier cosa….Que harias?

    Comentario por plared | 19 mayo, 2013 | Responder

    • Tan facil… disfrutar mi ultimo cigarrillo… un buen Senator, seguro.

      Comentario por Juan | 24 mayo, 2013 | Responder

  3. Que no tengan prisa por comprobar el asunto del cielo, que sí, queda bello decirlo, pero es apuntar demasiado alto.

    Abrazos jefe.

    Comentario por Dessjuest | 19 mayo, 2013 | Responder

    • Bueno, no podemos condicionar los pasos de los demás… Si se quiere ascender, y se es leve como el humo… En todo caso, cada decisión en su instante preciso.

      Un abrazo, jefe

      Comentario por Juan | 24 mayo, 2013 | Responder

  4. La vida es a veces un extraño poema y no por ello deja de ser poesía, ¿verdad?

    Muy bonitos los tulipanes, Juan.

    Comentario por zambullida | 24 mayo, 2013 | Responder

    • “Subes desde lo más hondo de mí,
      desde el centro innombrable de mi ser,
      ejército, marea…”

      Sí, parece que la vida y la poesía tienen sendas paralelas.

      Un beso, mi estimada escritora.

      Comentario por Juan | 26 mayo, 2013 | Responder

  5. Unas palabras que dicen demasiadas cosas, ese es el misterio de la poesía; solo el que la escribes se las entiende y tal vez llegue a un corazón, pero se quedara con la duda.

    Un abrazo…

    Comentario por Carmen Enid | 16 junio, 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s